jueves, 1 de diciembre de 2016

Perdóname, me perdono, te perdono


El perdón es lo más liberador que existe.

Y tiene tres partes, puedes ver:
- que metiste la pata o actuaste mal, consciente o inconscientemente, y quieres decir lo siento, y reconozco que lo he vivido en primera persona, al ver el pasado en perspectiva, así que de veras, perdón de corazón, si lo lees y lo sientes, va para ti.

- que si alguien te hizo daño, consciente o inconscientemente, te puede llegar a salir un "te perdono" sincero sin esperar, a mí me pasó recientemente al ver a distancia a alguien que me hizo mucho daño, tras un bloqueo inicial. 

- y me perdono a mí. Por tantas cosas vividas, recriminaciones, dolor, situaciones. Que al final nosotros somos en ocasiones los más críticos con nosotros mismos y los que nos tenemos que perdonar el pasado.


Pondría siglas... algunas estarían en varios sitios, otras no. Al final es más sencillo, si de corazón sientes al leerlo que mi "lo siento" sincero de corazón es para ti, cógelo. De veras, para ti. Los otros dos puntos son más cosa mía y mi aprendizaje, si bien todo lo es.

Suelta por favor la culpa, la rabia o el dolor, que no te encadene por dentro. 

Y si simplemente lo lees, quédate con el perdón liberador, no te fuerces si no te sale, pero valóralo, es inmenso y precioso. El perdón libera si es de corazón.

Abrazo grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.